cómo llegar Teléfono

El hammam marroquí

El hammam marroquí

Si hay algo que tienen en común las diversas terapias alternativas en Madrid centro, es que están centradas en la relajación. Y precisamente para favorecer la relajación, se idearon los hammam marroquíes. ¿Sabes qué son?

Seguramente te suene más el nombre de baños árabes que el de hammam, pues su uso es bastante más coloquial que este último. No obstante, estamos hablando de lo mismo, pues un hammam no es otra cosa que aquellos baños tradicionales de Marruecos y cuyo origen situamos nada menos que de las termas romanas.

La mayoría de los hoteles del país norteafricano suelen ofrecer este tipo de baños tradicionales a sus clientes. Pero si tienes curiosidad por saber de qué trata un hammam, recuerda que no necesitarás desplazarte hasta Marruecos: también puedes pedir información en los centros dedicados a las terapias alternativas en Madrid centro. O más sencillo todavía: bastará con que prestes atención a las siguientes líneas.

Para comenzar, debes saber que el hammam cuenta con tres tipos de salas, cada cual con una temperatura concreta. Durante las visitas a los baños marroquíes, se suele seguir un orden determinado. El orden suele ser el siguiente:

- Primero se accede a una sala con aire caliente. Esto te abrirá los poros.

- Acto seguido llegas a otra sala todavía más caliente. Allí normalmente podrás enjabonarte y tomar luego un baño de agua fría.

- Por último, después de enjuagarte, pasarás a una sala fría, donde podrás relajarte en plenitud.

Además, a lo largo del recorrido suele ofrecerse el disfrute de un masaje.

La conexión de un baño árabe con la espiritualidad es muy íntima. Tradicionalmente, los marroquíes recurrían al hammam el jueves, a modo de ritual preparativo que purificara cuerpo y alma el día antes de los rezos de cada viernes. La tradición sigue todavía muy viva en muchos lugares de Marruecos.

En Escuela de Masaje Californiano te ofrecemos el hammam marroquí. ¡Visítanos!

haz clic para copiar mailmail copiado